Newsletter para spas: el canal más efectivo de ventas

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Mujer consultando una tablet

Una newsletter es uno de los elementos esenciales que todo spa debería tener porque ayuda a fortalecer la relación con los clientes y a fidelizarlos. De hecho, suele decirse de forma más o menos acertada que “el dinero está en la lista” o, como dicen los americanos “money is in the list”.

Personalmente considero que una newsletter no debe utilizarse exclusivamente con fines promocionales sino para aportar valor a otras personas.

Precisamente, este es el tema que trataremos hoy en este artículo, pero previamente vamos a analizar por qué es importante recopilar correos electrónicos y cómo podemos hacerlo.

Por qué es importante recopilar correos electrónicos

Conseguir los correos electrónicos de nuestros clientes o posibles clientes es esencial. De hecho, los spas tienen una ventaja competitiva frente a otro tipo de negocios ya que, en su caso, es muy poco intrusivo pedirle al cliente que nos lo facilite.

Si ellos realizan las reservas de tratamientos a través de la página web será muy sencillo que nos den su correo y en el caso de que lo hagan en el propio establecimiento o por teléfono, verán como algo normal que se les cree una ficha de cliente para poder tener un canal de comunicación con él.

Sin embargo, existen otras fórmulas para hacerlo:

  • Pop-up: cuando acceden a tu web aparece un formulario en el que se pide expresamente el correo.
  • Formulario de contacto: normalmente ubicado en la parte inferior o lateral de la web.

La cuestión es conseguir una buena base de correos electrónicos para poder ofrecer tus servicios o productos. No obstante, como veremos más adelante existen diferentes maneras más o menos sofisticadas para promocionarte sin ser agresivo o incluso pesado al enviar las newsletters.

Elementos que debe tener una buena newsletter

  • Asunto: aunque no lo parezca, esta es la parte más importante del email, porque es el elemento que primero miran los lectores antes de decidir si abren o no el mensaje. Aunque el contenido del correo sea muy atractivo si éste no se abre no servirá de nada. Por tanto, es preciso motivar al lector a que lo abra, ya sea con frases gancho o simplemente con palabras que atraigan la atención.
  • Mensaje: los mensajes deberían ser cortos, sencillos y directos. La mayoría de personas no dispone de demasiado tiempo para leer emails, ya que la bandeja de entrada suele estar saturada. Por eso, una recomendación es utilizar párrafos cortos de una o dos líneas y con una única idea por párrafo.
  • Imágenes: dependiendo del tipo de newsletter las imágenes serán importantes o no. Eso sí, es conveniente saber que el correo electrónico es un medio de contacto muy personal y privado, por lo que si se abusa de las imágenes el receptor entenderá que se trata de publicidad y no le dará el mismo valor que si se tratara de una comunicación personalizada y genuina. En el caso de un spa, no es mala idea utilizar imágenes ya que son elementos muy sugestivos que pueden ayudar a entender mejor lo que se está promocionando y, por supuesto, a generar más reservas.
  • Programa de envío de mensajes: uno de los mejores programas que existen (y con versión gratuita) es Mailchimp. Se trata de un gestor de correos muy profesional y con gran cantidad de funcionalidades. La única pega es que los envíos están limitados.

Acciones efectivas para mejorar la newsletter

  • Formateado simple: la simplicidad es esencial a la hora de transmitir un mensaje, por lo que es conveniente no utilizar demasiadas fuentes diferentes, colores, cursivas, negritas, etc. Se pueden utilizar subtítulos para diferenciar las partes, pero en definitiva, la estructura tiene que ser muy clara y fácil de leer.
  • Pocas llamada a la acción: las llamadas a la acción son peticiones que se le hacen al lector como, por ejemplo, «haz click en este enlace», «llámanos por teléfono» o «compra este producto». No debemos abusar de ellas porque el usuario puede confundirse, por lo que un correo electrónico, en principio no debería tener más de dos o tres llamadas a la acción e incluso idealmente debería tener sólo una.
  • Enlaces en una línea independiente: para mejorar la efectividad de las llamadas a la acción, los enlaces o botones deberían estar en líneas independientes y no escondidos entre el texto.
  • Siempre comprobar todos los enlaces: antes de enviar los mensajes es esencial probar todos los enlaces para ver si se están apuntando a la dirección correcta, de lo contrario el lector no llegará al destino que deseamos.
  • Suscríbete a tu propia lista: para tener todo bajo control, es bueno estar suscrito a la propia lista. Puedes darte cuenta de que el mensaje está llegando a spam, a la pestaña de promociones en el caso de que se esté usando gmail o que las imágenes o enlaces no estén funcionando.

Tipos de correos que se pueden enviar a los clientes

1.-) El pequeño beneficio:

Como ya comenté anteriormente, no soy en absoluto partidario de utilizar las newsletters exclusivamente para tratar de generar ventas, ya que es posible que el lector interprete que se trata exclusivamente de publicidad o, peor aún, que marque el email como spam.

Lo que queremos es conectar con nuestros clientes y hacerles sentir que son muy importantes para nosotros. Por eso, te propongo que envíes newsletters en las que le expliques al cliente un beneficio de un tratamiento o un producto, sin necesidad de que en el propio correo se anime a la venta. Se trata de una fórmula exclusivamente informativa o educativa que sólo persigue ese propósito.

2.- ) Recurso gratis:

En la medida de lo posible ofrece siempre algún recurso gratuito, aunque sin abusar de ellos, ya que no podemos acostumbrar al cliente a recibir exclusivamente regalos de nuestra parte, ya que cuando queramos vender alguno de nuestros servicios puede que no lo interpreten positivamente. Un recurso gratuito puede ser un consejo de algo que puedan realizar en su casa o puede ser un complemento a una oferta.

3.-) Caso de éxito o fracaso:

Otro clásico de las newsletters o de los artículos de blog son las historias de éxito o fracaso. En el caso de los spas podría servir para explicar los beneficios concretos que ha producido un tratamiento en una persona o los perjuicios que ocasiona, por ejemplo, el estar siempre en una mala postura en el trabajo o el estrés continuado en una persona (y cómo se ha resuelto mediante tus servicios o productos). La idea es hacerlo con datos reales e incluso con nombres de clientes (si ellos lo permiten) para reforzar los argumentos.

4.-) Ofertas, descuentos o regalos:

Seguro que esta fórmula ya la has utilizado anteriormente. Se trata de la típica promoción en la que se incluyen ofertas, descuentos o regalos. Es interesante incluir las llamadas a la acción y la sensación de urgencia o escasez para motivar a la venta, es decir, utilizar frases como: “promoción válida solamente durante 48 horas” o “sólo quedan 3 productos en el stock”.

5.-) Promoción de nuevos servicios o productos:

Parecida a la fórmula anterior, en este caso hablaríamos simplemente de dar a conocer las novedades de la temporada (nuevos tratamientos, cambios en las instalaciones, etc.). También se puede utilizar para informar de cambios de horario, de restricciones en el acceso al spa, etc.

6.-) Nuevos artículos publicados en el blog:

Si no dispones de un blog, desde ahora te animo a que lo incorpores. Sé que es muy difícil de mantener y que conlleva mucho esfuerzo, pero los resultados son excelentes si se realiza adecuadamente. El primer beneficio es que atraerá más visitas a tu web y el segundo es que te encontrarán más fácil en internet. En cualquier caso, escribiremos un artículo más detallado sobre este asunto.

Por lo que respecta a la newsletter, esta fórmula te puede servir para que derives la conversación desde el email hacia tu web y que mientras leen ese contenido (que no tiene por qué estar orientado a la venta) sí puedan ver todo lo que ofreces, ya sea en una barra lateral, en el menú superior, etc. En definitiva es una forma de conseguir que visiten tu web.

7.-) Recordatorios:

Otra de las ventajas de disponer de los correos electrónicos de los clientes es que puedes enviarles recordatorios de sus citas para que tengan constancia de ellas y no se olviden de acudir. En este sentido, te recomiendo que leas el artículo que escribimos sobre cómo evitar los no-shows y las cancelaciones.

En conclusión

Espero que te haya resultado interesante esta información y que te produzca buenos resultados si decides implementarla.

Si lo deseas puedes suscribirte a nuestra lista de correo para recibir contenidos como este y para que puedas descargar la guía «Multiplica tus reservas» que hemos preparado en exclusiva para ayudar a los spa managers a aumentar el número de reservas.

Cómo conseguir 15.000 suscriptores de email para tu spa

RECURSO GRATUITO

Multiplica las reservas de tu spa

PDF DESCARGABLE

SOBRE EL AUTOR

Javier Albelo

Javier Albelo

Experto en Marketing Online para Spas. Ayudo a que los spas aumenten sus ventas utilizando el canal online.
Categorías

Software para spas

Optimiza la operativa diaria y atrae más clientes al spa

Artículos relacionados

¿Quieres impulsar tu carrera como Spa Manager?

PROGRAMA AVANZADO EN DIRECCIÓN DE SPAS